¡De visita la familia! ¿Qué hago?

Jul 26, 2010 at 7:25 pm |
By

Tener visita en casa es divertido y cuando se vive lejos de la familia son una bendición, pero también acarrean más trabajo y gastos adicionales. Aquí hay algunas ideas para disfrutarlo todo con un mínimo de esfuerzo y sin romper el cochinito.

 Me encanta tener visita en casa, me emociona verlos y me encanta atenderlos. Pero sin lugar a dudas, cuando vienen visitas la rutina de la casa se altera.

Esta semana vienen mis hermanas a visitarme de China y se quedarán conmigo algunos días, lo que requiere ajustes en la casa, como; cama, comida extra, talvez quieren que vayamos a algún parque de atracciones, todo esto son cambios de rutina y de no organizarme la visita podría convertirse en un caos. Aquí algunos consejos para que hacer de la visita familiar una fácil.

Crea un área para las visitas. No todos tenemos un cuarto de huéspedes y a menudo decidimos dejar nuestro confort por el de la visita. Los detalles de alojamiento van a depender de la confianza que tengamos con estas, pero es importante que:

  • Tengas colchas, y almohadas extras a la mano.
  • Compra un colchón inflable, que sea sencillo de inflar y desinflar en caso tengas que quitar y ponerlo todos los días.
  • Asegúrate que todos en la familia estén al tanto y de acuerdo con los arreglos durante su estancia.

Organiza tus días. Tener unos días o unas horas libres durante su visita te ayudará a lidiar con la visita, por eso es importante:

  • Hagas un menu sencillo y compres los ingredientes necesarios. El hacer la comida en casa ya sea para comer dentro o fuera de ella, es siempre mas barato.
  • Durante la visita, levántante una hora más temprano o el tiempo que requieras para atenderé tus asuntos personales como trabajo por ejemplo, o lavar la ropa, etc.. El propósito es que cuando tu visita este despierta los puedas atender y disfrutárlos.

Acepta su ayuda. A nadie le gusta tener que lavar los platos todos los días y menos si la carga aumenta con varias personas más en la casa, por eso es importante tomar lo siguiente en cuenta:

  •  Sin contar con que las visitas hagan estas, acepta la ayuda que te ofrezcan para ayudar con su visita.
  •  No es una falta de hospitalidad aceptar que un visitante ayude lavando los platos de la cena de todos, o si te pide usar la lavadora, dejarlo que lo haga por si mismo.
  • Elige productos diseñados para ayudar a mujeres cuya vida va a mil hora como la tuya, tal como el jabón para trastes Dawn Hand Renewal con Olay Beauty, limpia efectivamente tus trastes y al mismo tiempo  transforma  tus manos a unas más jovenes y suaves después de tan solo 5 usos. De esta manera matas dos pájaros de un tiro; eres más eficaz en la cocina y no sacrificas tu belleza al usar un jabón que estrope tus manos.


Involucra a toda tu familia en recibir y atender a los visitantes. Es fácil para las mujeres de la casa cargar con la mayoría de las responsabilidades de atender a las visitas, pero si otros miembros de la familia están en edad y posibilidad de ayudar ¡reclútalos!

  • ¿Tu hijo(a) maneja o tienen auto? Pueden ayudar acompañando a las visitas a algunas actividades.
  • ¿Tu esposo(a) cocina rico? Pueden preparar platillos que congelar y tener listos para evitar comer en la calle muy seguido o cocinar todos los días.
  • Los niños pueden mantener en compañía a los abuelos o los abuelos cuidar a los niños…

Haz actividades con tus visitas que se ajusten a tu realidad. A veces resulta una decisión difícil, pero hay que saber aceptar que la visita está de vacaciones mientras que por lo general uno como anfitrión no siempre puede salir  a comer en restaurantes o de compras por ejemplo. Organiza idas al parque, a la playa, caminatas al atardecer etc..

Disfruta la visita. Toma en cuenta que no todos tienen la dicha de que su familia los visite. Disfruta a tu familia y no dejes que el estrés arruine esos bellos momentos. Al final de todo, la visita es solo por unos días.

Tania Luviano

Tania@hotmomsclub.com

Editora General/ Sección Español.


Tener visita en casa es divertido y cuando se vive lejos de la familia son una bendición, pero también acarrean más trabajo y gastos adicionales. Aquí hay algunas ideas para disfrutarlo todo con un mínimo de esfuerzo y sin romper el cochinito.  Me encanta tener visita en casa, me emociona verlos y me encanta atenderlos. […]